lunes, 13 de marzo de 2017

Mi sumiso pajillero humillado

Voy a contaros lo que me pasó el otro dia y es que creo que nunca me habia reído tanto como el otro dia en una sesión con mi perrito pajillero jajajajajaja.

Resulta que venía el pobre después de haber estado un tiempo sin poder verme lleno de ganas y de ansiedad que no es bueno tenerlas. Llegó y aparte del látigo que me traia de regalo traía unas cuerdas, un collar de perrita con su cadena, un pintalabios (JAJAJAJAJAJA), un corsé de zorrona como "ella" y no se le ocurre otra cosa que decirme que queria ser humillado como nunca.

¿Qué me ha dicho? JAJAJAJAJAJAAJ. Le ordené que se desnudara y se pusiera de rodillas delante mia, lo até, como él ni lo esperaba y le inmovilice los brazos junto al cuerpo, le pintorrojeé los labios como una furcia y empecé a lanzarle salivazos a la cara.

Se quedó callado y yo le sonreí. ¿No querías hoy que te humillara, perra? Pues así va a ser, vas a ser tratado como una puta perra maricona sin derechos, jajajajaja.

Empecé a darle bofetadas que el pobre ya no sabia ni por dónde le llegaban, jajajajajaja. Y entre tortazo y tortazo un gapo a su cara, o le decía que abriera la boca y el gapo le iba dentro, jajajajaja.

Y le decía lo maricona que era, pichafloja micropene que no valia para nada solo para hacerse pajas, jajajajajaja.

Yo vestida con mi ropa de calle porque no me molesté ni en ponerme unos zapatos de tacón. Con mis vaqueros ceñidos y él ahí en pelotas y con mis gapos en su cara, jajajajajaja.

Creo que pocas veces me he reido tanto.

Cuando el pobre ya no podía ni ver por mis salivazos en los ojos le hice ponerse a cuatro patas y estrenó mi nuevo látigo, jajajajaj. Le hice hasta llorar.

Lo gracioso es que lo grabé todo en video y luego ya por la noche se lo envié por wasapp, jajajajaja. La de pajas que se estará haciendo viendo el video JAJAJAJJA.

Una fotito de recuerdo, jajajajajajaja, mi sumiso pichafloja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario